domingo, 5 de diciembre de 2010

COORDINACIÓN VISOMOTORA Y SU INFLUENCIA EN LA ESCRITURA

           La estimulación en el área de la coordinación óculo-manual o visomotora es de suma importancia en el nivel de Educación Inicial, ya que tiene influencia directa sobre el desarrollo de la escritura en los años posteriores, por lo que he querido hacer referencia a algunos aspectos que todo docente de este nivel debe tener presente en el momento de elaborar su planificación didáctica.  
La coordinación visomotora es la capacidad que permite ajustar con precisión el movimiento corporal como respuesta a estímulos visuales. Debe desarrollarse en los primeros 5 años de vida del niño;  le corresponde al  nivel pre-escolar facilitar actividades con  variados materiales y objetos.  Ya que  a  través de la  manipulación y la  ejercitación con estos, se va  formando el pensamiento y el aprendizaje de habilidades más complejas.
La coordinación visomotora es importante para el buen rendimiento académico,  resulta clave para el aprendizaje, sobre todo de la escritura, ya sea de números o de letras. 
El niño en Preescolar desarrolla la escritura primeramente con el dibujo, el garabateo, luego comienza a diferenciar el dibujo de la escritura, inicia la escritura con letras sueltas.  En el primer grado inicia le escritura convencional, en la cual emitir los sonidos de lo que quiere escribir y pone alguna de las letras que va oyendo.
Para profundizar un poco más en el tema vamos a referirnos a algunos conceptos dados por algunos investigadores:
·         Condemarín, (1986) considera que la percepción visual es una función que se relaciona con la capacidad de reconocer, discriminar e interpretar estímulos que son percibidos por el sujeto a través de la vía visual.      
·         Frostig, (1980) plantea que la coordinación visomotora es la capacidad de coordinar la visión con movimientos del cuerpo, sus partes o lo que es lo mismo es el tipo de coordinación que se da en un movimiento manual o corporal, que responde positivamente a un estímulo visual.   
·         Bender (1960) define coordinación visomotora como función del organismo integrado por la cual éste responde a los estímulos dados como un todo, siendo la respuesta misma una constelación, un patrón, una gestalt.
La función visomotora, comprende la percepción visual de las formas, sus relaciones en el espacio, su orientación y la expresión motora de lo percibido.  La capacidad de observación y atención son fundamentales en el desarrollo de esta función.
La coordinación viso-motora implica el ejercicio de movimientos controlados y deliberados que exigen de mucha precisión, son requeridos especialmente en tareas donde se utilizan de manera simultánea el ojo, mano, dedos como por ejemplo: rasgar, cortar, enhebrar,  encajar, colorear,  escribir, etc.

Es relevante el conocimiento de las teorías,
·        Marianne Frosting: trabajó arduamente en el diagnóstico y tratamiento de los problemas de percepción visual, explorando ocho aspectos:
1.  Coordinación Ojo Mano.- Mide la habilidad para dibujar líneas rectas   o curvas con precisión de acuerdo a los límites visuales.
2. Posición en el espacio.- Considera la habilidad para igualar dos figuras de acuerdo a rasgos comunes.
3. Copia.- Implica la habilidad para reconocer los rasgos de un diseño y repetirlo a partir de un modelo.
4. Figura Fondo.- Mide la habilidad para ver figuras específicas cuando están ocultas en un fondo confuso y complejo.
5. Relaciones Espaciales.- Se refiere a la habilidad para reproducir patrones presentados visualmente.
6. Cierre Visual.- Mide la habilidad para reconocer una figura estimulo que ha sido dibujada de manera incompleta.
7.  Velocidad Visomotora.- Implica la rapidez con la que un niño puede  trazar signos establecidos asociados a diferentes diseños.
8. Constancia de Forma.- Mide la habilidad de reconocer figuras geométricas que se presentan en diferente tamaño, posición o sombreado

·         Para la coordinación visomotora Corvin (1973) señaló tres etapas:
1. Exploración visual activa y repetida: entre las 17 y las 28 semanas el bebé suele seguir la siguiente secuencia: mira un objeto, se mira las manos, vuelve   a mirar el objeto intentando cogerlo, cuando consigue cogerlo lo lleva a la boca y con ella sigue explorando.
2. Iniciación a la presión, prensión y/ o manipulación: entre las 28 y las
    40 semanas el niño está aprendiendo a usar sus ojos para guiar sus acciones y suele seguir esta secuencia: localiza el juguete con los ojos se estira para alcanzarlo, se despista, mira el juguete fijándose más en él, agarra el juguete y sigue mirándolo.
3. Refinamiento y precisión: desde las 40 semanas el niño explora y manipula los objetos con mayor precisión.   Al conclusión se puede afirmar que en el proceso de la actividad y apoyado habilidad de observar las niñas y los niños desde las edades tempranas comienzan a desarrollar la coordinación visomotora, la cual es imprescindible para realizar las actividades de pre escritura en sexto año de vida, el dibujo, el modelado recorte, rasgado, coloreado, entre otras que influyen y determinan la preparación para la adquisición de la escritura en el primer grado de la Educación Primaria.
·         De acuerdo a la Teoría del conocimiento de Piaget el Periodo Preoperacional se divide en dos sub etapas: pre-conceptual 2 a 4 años y periodo intuitivo entre 4 a 7 años.   Estos periodos coinciden con la etapa pre-escolar.
Ésta involucra los primeros cinco años de vida, aquí el niño requiere de la manipulación de objetos para el desarrollo de su pensamiento y el aprendizaje sucesivo de habilidades más complejas como la lecto-escritura, pues ésta implica el funcionamiento de procesos como la atención y la coordinación de la visión con los movimientos de manos y dedos. Por ello, es necesario el uso de material que desarrolle estas habilidades.
·         J.A.Comenio, refiriéndose a este  principio planteó: “Todo se debe poner a disposición de la percepción sensorial: lo visible para  la percepción visual, lo audible para la percepción auditiva.  Si los objetos pueden percibirse por algunos de los sentidos  estos  inmediatamente los captan”.
·         K.D. Ushinski, refiriéndose a las particularidades de los niños de edad preescolar escribió: “la naturaleza infantil exige el principio de la percepción visual de la enseñanza, explíquele a un niño una idea sencilla y él no la comprenderá; explíquele a un niño un cuadro complejo y lo comprenderá rápidamente”
“El momento del desarrollo en que, ya sea por obra de la maduración o de un aprendizaje previo, o de ambos, cada niño individualmente puede aprender a leer con facilidad y provecho”.  DOWNING y D. V. THACKRAY (1974)
·         “Los niños aprenden normalmente, solo cuando ciertas integridades básicas están presente”  Condemarín, 1975
·         Frosting y Horne (1964) consideran que la percepción es una función psicológica primordial que consiste en la interpretación e identificación de las impresiones sensoriales correlacionadas con otras experiencias. Se produce en el propio cerebro, no en los órganos periféricos. Tantos retrasos en el proceso de maduración como lesiones cerebrales o factores genéticos y ambientales podrían producir incapacidad en la percepción visual. Suponen además que la mayor parte del conocimiento se adquiere a través de la percepción visual y que, por ello cualquier alteración del desarrollo de ésta entre los tres y medio y los siete años y medio produce deficiencias cognoscitivas que incrementan las probabilidades de perturbación emocional y de dificultades de aprendizaje.
En general, desde los sistemas perceptivo-motores se enfatiza en la importancia de los procesos visomotores como requisito para la formación de conceptos y del pensamiento abstracto y para los aprendizajes escolares.
·         Koppitz(1968) considerando que se necesita un cierto grado de madurez en la Percepción visomotora para que el niño pueda aprender a leer y escribir.  Una parte esencial del complejo proceso, involucrado en la lectoescritura es la percepción de relaciones espaciales y organización de figuraciones. Habilidades similares son las que están involucradas en aritmética” (kopptiz, 1968, p.89)
·         Autores Como Fuentes, (1999) Valett, (1988) y Frostig (1964) sostienen que el aprendizaje cognitivo se construye sobre el aprendizaje visomotor y sugieren que las dificultades en el aprendizaje de la lectura, la aritmética tienen un origen perceptivo visual.   De ahí la importancia de destacar el diagnostico precoz de deficiencias en la  percepción visual.
·         Olga Beredicewski / Neva Milicic (1979)  se ha descrito que, previo al comienzo de la  enseñanza de la lectura y escritura es necesario que el niño haya logrado un nivel mínimo de madurez en ciertas funciones Psicológicas. Entre las funciones incluidas como básicas para el aprendizaje escolar están la orientación temporal, el logro de la lateralidad definida y aquí específicamente la coordinación visomotora.

2 comentarios:

  1. nos gustaria saber tu nombre completo para poder citarte en nuestro trabajo de tesis gracias

    ResponderEliminar